Archived Content

This page contains information that is no longer current but remains on our site for reference purposes.

Archived from our former blog, The Beacon.

Thu, 2012-11-15 07:32

Release Date:

Noviembre es el Mes Nacional de la Adopción. Durante este mes, USCIS hace lo posible para elevar la concienciación acerca de la adopción, tanto en los Estados Unidos como en el extranjero, y celebra la ciudadanía de cientos de niños en ceremonias especiales a través de la nación. Compás compartirá en tres diferentes blogs la historia de niños y familias que se han unido gracias a la adopción entre países. Esta semana le presentamos la historia de Robin y Mike Shahan, quienes adoptaron a su hijo, Fred, en Haití.

El primer titular de noticias que apareció en mi computadora fue “Temblor de 7.0 grados sacude a Haití: se espera considerable número de pérdidas de vidas”. Esa oración permanecerá grabada en mí por el resto de mi vida.

Nuestra familia siempre sentirá luto por las vidas perdidas durante aquel horrible día en Haití. Pero también damos gracias porque la vida de nuestro hijo le fue perdonada. Cuando nuestro hijo Fred entró a los estados Unidos, estaba a sólo una semana de su primer cumpleaños. Era pequeño; sólo pesaba 13 libras y estaba desnutrido, enfermo con guardia, parásitos y otro número de enfermedades. Después del terremoto, Freddy y otros niños de su orfanato habían sobrevivido por seis días a la intemperie con un mínimo de agua y alimentos. Fe un milagro que aún estuviese vivo. El gobierno de los Estados Unidos salvó su vida al permitirle entrar al país con un permiso humanitario. Les damos las gracias a ustedes en USCIS; la Oficina de Reasentamiento de Refugiados y el director de la Oficina Local en la Embajada de Port-au-Prince y los desprendidos cuidadores de su orfanato, entre muchos otros compasivos individuos.


Freddy Shahan y su hermana Riley
Freddy Shahan y su hermana Riley


Fred ha cambiado mucho desde su primer cumpleaños y está creciendo rápidamente. A pesar de la enorme cantidad de retos que ha superado, Freddy se ha desarrollado hasta convertirse en un niñito alegre, atlético, inteligente, compasivo y amoroso, que está próximo a cumplir los cuatro años. Desde que se unió a nuestra familia, Fred también se ha convertido en el hermano mayor de una hermanita llamada Riley. Él es un hermano mayor maravilloso y ambos son inseparables. Es muy difícil creer cuánto hemos avanzado desde aquel fatídico día en enero de 2010. Nos sentimos más que bendecidos de tener a nuestro hijo Fred para siempre en nuestra familia.