Oficina de Apelaciones Administrativas (AAO)

Administración

Barbara Q. Velarde es la jefa de la Oficina de Apelaciones Administrativas.

Qué Hacemos

Los peticionarios y los solicitantes de ciertas categorías de beneficios de inmigración pueden apelar una decisión negativa a la AAO. Llevamos a cabo una revisión administrativa de esas apelaciones para garantizar la uniformidad y precisión en la interpretación de las leyes y políticas de inmigración. En general, emitimos decisiones "no precedentes", que aplican las leyes y políticas existentes a los hechos de un caso determinado. Después de la revisión por parte del Fiscal General, también podemos emitir decisiones "precedentes" para proporcionar lineamientos claros y uniformes a los jueces y al público sobre la interpretación correcta de la ley y las políticas.

Jurisdicción

Bajo la autoridad que la Secretaria del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) ha delegado a USCIS, ejercemos jurisdicción de apelación en aproximadamente 50 diferentes tipos de casos de inmigración. No todos los tipos de solicitud de beneficios de inmigración denegados pueden ser apelados, y algunas apelaciones están bajo la jurisdicción de la Junta de Apelaciones de Casos de Inmigración (BIA, por sus siglas en inglés), parte del Departamento de Justicia de Estados Unidos. Nuestra jurisdicción está enumerada por materia y número de formulario e incluye las siguientes categorías:

  • La mayoría de las peticiones de visas de inmigrantes y no inmigrantes basadas en empleo (Formularios I-129 y I-140);
  • Peticiones de Inmigrante por parte de Empresario Extranjero (Formulario I-526);
  • Solicitudes de Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) (Formulario I-821);
  • Peticiones para Prometido o Prometida Extranjero (a) (Formulario I-129F);
  • Solicitudes de Exención de Causal de Inadmisibilidad (Formulario I-601);
  • Solicitudes de Permiso para Volver a Solicitar Ingreso a Estados Unidos Después de Haber sido Deportado o Removido (Formulario I-212);
  • Ciertas peticiones de Visa de Inmigrante Especial (Formulario I-360, excepto las apelaciones de viudo del Formulario I-360, que son apelables ante la BIA);
  • Peticiones relacionadas a huérfanos (Formularios I-600 y I-600A);
  • Solicitudes y peticiones de visas tipo  T y  tipo U (Formularios I-914 y I-918) y sus solicitudes de ajuste de estatus correspondientes;
  • Solicitudes para Conservar la Residencia Permanente para Propósitos de Naturalización (Formulario N-470);
  • Determinaciones de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en ingles) de que se ha violado una fianza de seguridad.

También tenemos jurisdicción para revisar las decisiones de los centros de servicio de USCIS para revocar ciertas peticiones previamente aprobadas.

Como Presentar la Solicitud

Si denegamos su beneficio, enviaremos una carta al peticionario o solicitante que explica el motivo de la denegación y, si corresponde, cómo presentar una moción o apelación. La mayoría de las apelaciones deben en el Formulario I-290B (junto con el pago de la tarifa) dentro de los 30 días siguientes a la denegación inicial. Algunas categorías de inmigración tienen diferentes requisitos de apelación, así que revise cuidadosamente la carta de denegación y el sitio web de USCIS para obtener instrucciones actuales y específicas.

Proceso de Apelación

Inicialmente, la oficina de USCIS que denegó el beneficio revisará la apelación y determinará si debe tomar una acción favorable y otorgar la solicitud de beneficio. Si esa oficina no toma una acción favorable, enviará la apelación a la Oficina de Apelaciones Administrativas (AAO, por sus siglas en inglés) para la revisión de apelación. La  revisión local inicial debe completarse dentro de los siguientes 45 días. La revisión de la apelación debe completarse dentro de los seis meses posteriores a la fecha en que la AAO recibe la apelación.

Decisiones No Precedentes

Generalmente emitimos decisiones no precedentes. Estas decisiones aplican la ley y las políticas existentes de acuerdo a los hechos de un caso determinado. Una decisión no precedente es vinculante para las partes involucradas en el caso, pero no crea ni modifica la orientación o la práctica de la agencia. No anunciamos nuevas interpretaciones de la ley ni establecemos políticas de la agencia a través de decisiones no precedentes. Como resultado, las decisiones no precedentes no proporcionan una base para aplicar interpretaciones nuevas o alternativas de la ley o las políticas.

Por favor vea las decisiones No Precedentes de la AAO (en inglés).

Decisiones Adoptadas

Ocasionalmente "adoptamos" una decisión no precedente de la AAO como una guía de políticas para los empleados de USCIS. Por favor vea las Decisiones Adoptadas por la AAO.

Decisiones Precedentes

La Secretaria de DHS, junto con la aprobación del Fiscal General, puede designar a AAO u otras decisiones de DHS para que sirvan como precedentes en todos los procedimientos futuros que involucren el mismo tema o temas. Estas decisiones precedentes son vinculantes  para los empleados de DHS, excepto que sean modificadas o anuladas por decisiones precedentes posteriores, cambios legales o cambios en la reglamentación. Las decisiones precedentes de la AAO pueden anunciar nuevas interpretaciones legales o políticas de la agencia, o pueden reforzar las leyes y políticas existentes al demostrar cómo se aplica a un conjunto único de hechos.

Consulte las Decisiones Precedentes de la AAO, ubicadas en la Biblioteca Virtual de Derecho de la Oficina Ejecutiva para Revisión de Casos de Inmigración (EOIR, por sus siglas en inglés) del Departamento de Justicia.

Historia de la AAO

El Servicio de Inmigración y Naturalización (INS) estableció la Unidad de Apelaciones Administrativas (AAU) en 1983 para centralizar la revisión de las apelaciones administrativas. Antes de 1983, el comisionado de INS, cuatro comisionados regionales y tres directores de distrito en el extranjero, compartían la responsabilidad de la adjudicación de apelaciones administrativas y la emisión de decisiones precedentes.

Posteriormente, INS estableció la Unidad de Legalización de Apelaciones para adjudicar las apelaciones  de solicitudes denegadas de Legislación y Trabajadores Agrícolas Especiales de conformidad con la Ley de Control y Reforma de Inmigración de 1986. En 1994, INS consolidó las dos unidades para crear la AAO. La Ley de Seguridad Nacional de 2002 separó a INS en tres componentes dentro del nuevo DHS, y el 1 de marzo de 2003, la AAO se convirtió en parte de USCIS.

Última Revisión/Actualización: