USCIS Emite Política que Provee Protecciones Adicionales a las Víctimas de Crímenes

Fecha de Publicación

La actualización de políticas proporcionará estabilidad a peticionarios de visas U que apoyan los esfuerzos de las agencias de cumplimiento de ley para investigar y procesar crímenes. 

WASHINGTON— El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos ha actualizado el Manual de Políticas de USCIS para implementar un nuevo proceso conocido como Determinaciones de Autenticidad, que dará a las víctimas de crímenes en Estados Unidos acceso más temprano a autorizaciones de empleo, lo que les proporcionará estabilidad y los preparará mejor para ayudar y colaborar con las agencias de cumplimiento de ley en la investigación y procesamiento de crímenes.  

“Hoy hemos tomado medidas para ayudar a las víctimas de crímenes y promover la seguridad pública”, dijo el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro N. Mayorkas. “Estas son personas que han dado un paso al frente para ayudar a que las agencias de cumplimiento de ley nos mantengan a todos seguros, pero que también necesitan una medida de protección para sí mismos. El proceso de Determinación de Autenticidad es consistente con las autoridades estatutarias del Departamento y asegurará que estas personas recibirán el apoyo que necesitan”. 

“Las víctimas de crímenes necesitan una manera de mantenerse a sí mismas mientras sanan y continúan su búsqueda de justicia”, dijo la directora interina de USCIS, Tracy Renaud. “Este proceso de Determinación de Autenticidad permitirá a los peticionarios de visas U trabajar mientras permanecen seguros en Estados Unidos, lo que brinda un valioso apoyo a las agencias de cumplimiento de ley para detectar, investigar o procesar los crímenes graves a los que han sobrevivido o presenciado”. 

A través de este nuevo proceso, USCIS emitirá autorización de empleo y otorgará acción diferida a los peticionarios en Estados Unidos que tengan peticiones de visas U pendientes que determine que son auténticas (bona fide) (presentadas de buena fe y sin intención de engaño o fraude) y que ameritan un ejercicio de discreción favorable. Para que la petición sea considerada como auténtica debe incluir una certificación de una agencia de cumplimiento de ley de que el peticionario fue víctima de un crimen y que la víctima ha estado, está o podría ser útil en la investigación o enjuiciamiento de dicho crimen.  

El Congreso ha fijado en 10,000 la cantidad de visas U principales disponibles cada año, pero desde el 2010, USCIS ha recibido más de 10,000 peticiones de visas U anualmente. Como resultado de este alto volumen de casos, los peticionarios de visas U esperan un mínimo de cinco años antes de recibir una decisión que le permita acceso a un documento de autorización de empleo y acción diferida. Este tiempo de espera no solo los deja vulnerables a inestabilidad financiera y miedo de deportación, sino que también puede desincentivar a las víctimas de dar un paso al frente y cooperar con las agencias de cumplimiento de ley. A través de esta actualización de políticas, las víctimas que tengan peticiones auténticas recibirán la estabilidad que necesitan mientras reconstruyen sus vidas y colaboran con las agencias de cumplimiento de ley para investigar y enjuiciar la actividad delictiva. Este aumento en la cooperación de las víctimas fortalecerá aún más la capacidad de las agencias de cumplimiento de ley para proteger a las comunidades en todo Estados Unidos.  

En adelante, USCIS adjudicará autorizaciones de empleo para peticionarios elegibles con peticiones de visa U en trámite que USCIS determine como auténticas, sin intención de engaño o fraude. Este nuevo proceso se conoce como Determinación de Autenticidad (Bona Fide) para la Autorización de Empleo (BFD EAD). 

USCIS considerará una petición auténtica si:  

USCIS emitirá la autorización de empleo y acción diferida si después de llevar a cabo y revisar las verificaciones de antecedentes, la agencia determina bajo la discreción propia, que los peticionarios ameritan el ejercicio favorable de la discreción y no representan riesgo a la seguridad nacional o pública.  

Esta guía entra en efecto de manera inmediata y aplica a todos Formularios I-918 e I-198A que están actualmente en trámite, o sean presentados en o a partir del 14 de junio de 2021. 

El Congreso creó la visa de no inmigrante U mediante la aprobación de la Ley de Víctimas de la Trata de Personas y Protección Contra la Violencia (incluida la Ley de Protección de Mujeres Inmigrantes Maltratadas) en octubre de 2000. La legislación tuvo el propósito de mejorar las capacidades de las agencias de cumplimiento de ley para investigar y procesar los casos de violencia doméstica, agresión sexual, trata de personas y otros crímenes que cualifican, mientras protege a las víctimas de crímenes que han sufrido abuso mental o físico sustancial a causa del crimen y cooperan con las agencias de cumplimiento de ley durante la investigación o enjuiciamiento de la actividad delictiva. En la Ley William Wilberforce para Reautorización de Protección de las Víctimas de Trata de 2008, el Congreso, específicamente, autorizó a DHS a otorgar autorización de empleo a un no ciudadano que tenga una petición auténtica de estatus de no inmigrante U. Esta guía implementa dicha autoridad.  

Esta reforma es una de una serie de iniciativas diseñadas para eliminar cargas y barreras administrativas complejas, costosas e injustificadas, y así mejorar nuestros procesos de inmigración. 

Visite Víctimas de la Trata de Personas y de Otros Crímenes para aprender más acerca de otras protecciones para las víctimas de actividades criminales, trata de personas y violencia doméstica.  

Para más información vea el alerta de políticas (PDF, 372.89 KB).  

Para más información sobre USCIS y sus programas, por favor visite uscis.gov/es o síganos en TwitterInstagramYouTubeFacebook y LinkedIn

Última Revisión/Actualización: