Verificaciones de “Temor Creíble”

Resumen

Las Secciones 238 (b) y 241 (a) (5) de la Ley de Inmigración y Nacionalidad (INA, por sus siglas en inglés) proporcionan los procedimientos de remoción simplificados que prohíben a ciertas personas impugnar  la remoción ante un Juez de Inmigración y buscar cualquier otro recurso contra la remoción. En general, sin embargo, dichos extranjeros no pueden ser expulsados ​​a un país donde es más probable que sean perseguidos o torturados.

Como tal, si a una persona a quien se le ordenó la remoción bajo la Sección 238 (b) o la Sección 241 (a) (5) de INA, expresa un temor de regresar al país al que se le había ordenado que fuera removido, el caso debe ser referido a un oficial de asilo que determinará si la persona tiene un temor creíble de persecución o tortura. Aquellos a quienes se les determine que tienen un temor creíble de ser perseguidos o torturados tienen la oportunidad de solicitar la suspensión o el aplazamiento de la remoción ante un juez de inmigración. A quienes se les determine que no tienen un temor creíble de ser perseguidos o torturados pueden solicitar que un juez de inmigración revise la determinación negativa de temor creíble. Si una persona no solicita la revisión de la decisión por parte del juez de inmigración o el juez de inmigración confirma la determinación negativa, la persona puede ser removida de Estados Unidos. Si el juez de inmigración revierte el hallazgo negativo sobre el temor creíble, la persona será colocada en un procedimiento ante un juez de inmigración para una determinación sobre la elegibilidad para la suspensión o el aplazamiento de la remoción únicamente.

Para obtener más información, consulte las "Preguntas y Respuestas: Verificaciones de “Temor Creíble".

Última Revisión/Actualización:

INFORMACIÓN ADICIONAL