Comunicado de Prensa publicado por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS). 

DHS y DOJ Publican Notificación de Reglamentación Propuesta para Hacer que el Proceso de Asilo sea más Eficiente y Garantizar la Equidad

Fecha de Publicación

WASHINGTON — En un paso clave hacia la implementación del plan de la Administración para un sistema de inmigración justo, ordenado y humano, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y el Departamento de Justicia (DOJ) han publicado una notificación de reglamentación propuesta (NRPM) que enmendaría las regulaciones actuales para mejorar el procesamiento de las solicitudes de asilo. La regla propuesta permitiría a los oficiales de asilo del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS) escuchar y decidir las solicitudes de asilo, suspensión de remoción y la protección de la Convención contra la Tortura (CAT) para las personas que reciben una determinación positiva de temor creíble. Estos casos están actualmente asignados a jueces de inmigración dentro de la Oficina Ejecutiva de Revisión de Casos de Inmigración del DOJ.

“Estos cambios propuestos mejorarán la capacidad de DHS y DOJ de considerar de manera más rápida y eficiente las solicitudes de asilo de personas que fueron encontradas en o cerca de la frontera, a la vez que garantiza la equidad fundamental”, dijo el secretario Alejandro N. Mayorkas. “Las personas que son elegibles recibirán ayuda más rápidamente, mientras que aquellos que no son elegibles serán removidos prontamente. Estamos construyendo un sistema de inmigración que está diseñado para garantizar el debido proceso, respetar la dignidad humana y promover la equidad”. 

“Hoy damos un paso adelante en nuestro esfuerzo por hacer que el proceso de asilo sea más justo y expedito”, dijo el fiscal general Merrick Garland. “Esta regla reducirá el número de casos en nuestros tribunales de inmigración y protegerá los derechos de quienes huyen de la persecución y la violencia”. 

El sistema actual para evaluar y adjudicar solicitudes de asilo en la frontera suroeste ha necesitado mejoras desde hace mucho tiempo. Durante casi una década, la cantidad de solicitudes de este tipo ha aumentado dramáticamente y se ha demostrado que el sistema no tiene la capacidad para mantener el ritmo, lo que ha dado lugar a grandes retrasos y demoras de años en la adjudicación de las solicitudes. La regla propuesta tiene como objetivo comenzar a sustituir el sistema actual por uno mejor y más eficiente para tomar decisiones sobre las solicitudes de protección de manera justa y rápida. 

Bajo el proceso propuesto, una persona que demuestre temor creíble por remoción será referida a un oficial de asilo de USCIS para una audiencia sobre la solicitud de protección. El oficial de asilo estará autorizado para adjudicar en primera instancia las solicitudes de asilo, así como la elegibilidad a la suspensión de remoción o para suspender o diferir la remoción bajo la Convención Contra la Tortura. En los casos denegados, estas personas podrían solicitar una nueva revisión administrativa por un juez de inmigración bajo un proceso simplificado, con una apelación administrativa adicional disponible a través de la Junta de Apelaciones de Casos de Inmigración.

La regla también propone una revisión de los criterios aplicables para las otorgaciones de permisos de permanencia temporal (“parole”) antes de la determinación de temor creíble. La propuesta permitiría a DHS otorgar el permiso de permanencia temporal cuando “la detención no está disponible o no es posible”, además de los criterios existentes que involucran las emergencias médicas y los objetivos de seguridad pública. 

La regla aplicaría a personas que son colocadas en procesos de remoción expedita en o después de la fecha de la regla final. La regla no aplicaría a los menores no acompañados o personas que ya residen en Estados Unidos. Los detalles para proporcionar comentarios públicos serán publicados en la NPRM próximamente. 

Esta regla propuesta se une a una serie de acciones que toma la administración Biden-Harris para construir un sistema de inmigración justo, ordenado y humano, incluida la expansión de las vías para solicitar protección y oportunidades en los países de origen, abordar las causas fundamentales de la migración y administrar de manera segura la frontera suroeste.
 

Última Revisión/Actualización: